LA VACA FLACA

El bar La vaca flaca fue el laboratorio de ideas del que surgió todo. Durante 18 años ofreció una alternativa en la noche alcalaína y ahora quedan para el recuerdo las lámparas con botes de colacao, canicas y mecheros, así como las instalaciones con mensaje a partir de materiales reutilizados.